Search
VACUM - Medicina estética | Miguel liberato
fade
7159
page-template-default,page,page-id-7159,eltd-core-1.0,averly-ver-1.0,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-main-style1,eltd-disable-fullscreen-menu-opener,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,eltd-disable-sidemenu-area-opener,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

VACUM

Se trata de una ventosa conectada a un mecanismo productor de vacío, se puede regular el ritmo y la presión de aspiración – compresión, de modo que es posible ajustar los tratamientos al estímulo de la dermis superficial para facilitar el drenaje de la linfa retenida cuando se hace siguiendo las vías linfáticas y además actuar sobre los trayectos fibrosos de la hipodermis para provocar un amasamiento del tejido tratado.

 

Las presiones elevadas están contraindicadas en los linfedemas por el riesgo de lesionar los vasos linfáticos de la dermis, que suelen funcionar como vías colaterales de drenaje. Son efectivos en todos los estadios de la celulitis y especialmente en las celulitis fibrosas, donde suele observarse mejoría de la “piel de naranja” y alisamiento de la piel. A diferencia de los masajes, este sistema ejerce una presión de dentro hacia fuera (masaje negativo) sin el inconveniente de la variabilidad dependiente de cada terapeuta.

 

Estudios experimentales mostraron que las modificaciones de la dermis con remodelación de colágeno en las capas más superficiales del tejido celular subcutáneo comienzan a observarse a partir de diez sesiones de tratamiento, y son más pronunciados cuanto mayor sea el número de sesiones; este mecanismo es el responsable de la franca mejoría que se observa en la “piel de naranja”. se pueden llevar a cabo dos veces por semana. Para mantener el resultado deseado debe realizarse una sesión al mes, asimismo realizar ejercicios físicos y una adecuada alimentación.

 

Aunque histológicamente se demostró cierto grado de lesión de los adipocitos, con distorsión de las paredes celulares, no hay evidencia de remoción de la grasa localizada con esta técnica. Esta técnica está indicada en el tratamiento de la celulitis y en las adiposidades localizadas donde se han comprobado reducción del volumen y mejoría de la “piel de naranja”, también se recomienda en el tratamiento de edemas venolinfáticos, retracciones o irregularidades posliposucción, cicatrices retractiles y en rehabilitación muscular.

 

Como todos los tratamientos, antes de empezar a recibirlos, han de ser valorados por un médico con experiencia en el tema, para poder combinarlo así con otras terapias y obtener mejores resultados. Los efectos secundarios en este tipo de tratamiento son raros, en ocasiones puntuales, se producen rojeces, petequias y pequeños hematomas por rotura de los capilares (moratones), está contraindicado en personas con tratamiento anticoagulante, gestantes, hipertensos, varices, flebitis y antecedente de trombosis venosa, diabéticos y epilépticos.

 

Es un tratamiento seguro, no requiere hospitalización, después del tratamiento el paciente puede realizar sus actividades cotidianas, no se requiere anestesia.

 

Precio sugerido: desde 29€

Cavitación
Vacum
Vacum